¡Plántale cara a la periodontitis!

¡Plántale cara a la periodontitis!
Contenidos
    Add a header to begin generating the table of contents

    Imagina que cada vez que te lavaras las manos, empezaran a sangrar sin previo aviso. Te preocuparías, ¿verdad? Sin embargo, muchas personas piensan que es normal sangrar por las encías cuando se lavan los dientes o utilizan hilo dental.

    Las encías sangrantes e inflamadas son signos tempranos de que tus encías están infectadas con bacterias. Si no haces nada para solucionarlo, la infección podría expandirse, destruyendo las estructuras que sujetan los dientes en tu mandíbula. Al final, tus dientes se quedarán tan sueltos que habrá que extraerlos.

    “Peri” significa alrededor, y “odontal” se refiere a los dientes. Las enfermedades periodontales son infecciones de las estructuras que rodean al diente, como las encías, los ligamentos periodontales y los huesos alveolares. En la etapa previa a la periodontitis, también conocida como gingivitis, la infección afecta sólo a las encías. En las etapas posteriores, se ven afectados todos los tejidos de la boca.

    En los últimos años se han estado estudiando las conexiones entre la periodontitis y otras enfermedades, como por ejemplo

    Aterosclerosis y otras enfermedades del corazón. La periodontitis puede incrementar el riesgo de trombos, además de empeorar condiciones cardíacas preexistentes.
    Infartos: La periodontits aumenta el riesgo de infartos, en especial el tipo causado por las arterias bloqueadas.
    Nacimientos prematuros: una mujer que padezca periodontitis durante el embarazo tiene más posibilidades de tener un bebé prematuro o de tener un bebé con peso bajo.
    Diabetes: Los pacientes diabéticos con periodontitis lo tienen más difícil para controlar el azúcar en sangre que los pacientes diabéticos cone ncías sanas.
    Enfermedad respiratoria: Las bacterias que causan la enfermedad periodontal puede causar infecciones pulmonares o empeorar las ya existentes. Esto es especialmente importante para la tercera edad, ya que están en riesgo de sufrir pneumonía severa.

    ¿Cómo prevenir la enfermedad periodontal?

    Puedes prevenir la periodontitis con una buena higiene dental y visitando a tu dentista de manera regular. En un estado sano, basta con visitar la consulta dos veces al año; si ya padeces gingivitis, tendrás que visitar más a menudo.

    El cepillado dental diario puede ayudar a quitar la mayor parte de placa de tus dientes. Las limpiezas dentales profesionales llevadas a cabo por odontólogos mantendrán esta placa bajo control en las zonas que sean más difíciles de acceder por tu cepillo.

    ¿Qué causa la enfermedad periodontal?

    La enfermedad periodontal está causada por la bacteria que forma el sarro. El sarro o placa es esa sustancia pegajosa que se forma en tus dientes al poco de cepillarte. En un esfuerzo para eliminar la bacteria, las células de tu sistema inmunitario liberan sustancias que inflaman y dañan las encías, el ligamento periodontal y el hueso alveolar. Esto lleva a encías sangrantes, un síntoma de la gingivits. El daño causado por la enfermedad periodontal puede llevar a que tus dientes pierdan fijación, un síntoma de los estadios más avanzados de la enfermedad.

    Si falla la higiene dental, la placa se acumula en tus dientes. Al final, se acabará extendiendo hasta tus encías, donde las bacterias están a salvo de tu cepillo dental. Si esta placa no se retira, la inflamación empeorará.

    La acumulación de la placa bajo la encía hará que se inflamen. Si las encías se inflaman, se separan de los dientes, formando un pequeño “bolsillo” entre diente y encía, donde las bacterias crecerán de forma exponencial.

    Si se deja sin tratar, la enfermedad periodontal podría destruir las estructuras que soportan y sujetan tus dientes.

    ¿Cómo tratar la enfermedad periodontal?

    En el caso de enfermedad periodontal, el tratamiento dependerá de lo avanzada que esté la enfermedad.

    El curetaje y alisado radicular es uno de los métodos para tratar la enfermedad periodontal cuando las bolsas periodontales son mayores a 3mm. Con el curetaje se remueve la placa y el sarro dental debajo de la línea de la encía.

    Con un instrumento llamado cureta o un limpiador ultrasónico, el odontólogo remueve cuidadosamente la placa y el sarro hacia abajo de cada bolsa periodontal. Entonces se alisan y pulen las superficies de la raíz del diente, permitiendo al tejido de la encía sanar y dificultando que la placa se acumule a lo largo de las superficies de la raíz.

    Deja un comentario

    Otros artículos

    periodoncia
    Periodoncia

    ¿Qué es una periodoncia y cuándo se recomienda?

    Seguro que alguna vez has oído hablar de los tratamientos de implantología dental u ortodoncia ¿pero te suena el término periodoncia? Muchos lo desconocen y esto es un grave error ya que se trata de una especialidad médica que tiene vital importancia. En este artículo te informaremos sobre ello para que no siga siendo para ti algo desconocido.

    ventajas-implantolgia-dental
    Implantes dentales

    Descubre todas las ventajas de la implantología dental

    Existen gran variedad de tratamientos que mejoran enormemente nuestra salud bucodental, entre ellos se encuentra la implantología dental. Muchos se han sometido a este procedimiento con la intención de mejorar la funcionalidad y estética de su boca. Te hablamos más de este proceso implantológico y de todos sus beneficios.

    Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
    Privacidad