La ortodoncia no es sólo cosa de niños

la ortodoncia no es solo cosa de ninos
Contenidos
    Add a header to begin generating the table of contents

    La ortodoncia no es sólo cosa de niños

    Idealmente, los dientes deberían alinearse a la perfección, como si fueran las teclas de un piano. Por desgracia, muchas personas deben de lidiar con dientes torcidos, sonrisas apiñadas o mordidas mal alineadas.

    Estos problemas van más allá de la estética. Los dientes apiñados o que se solapan son más difíciles de limpiar, aumentando así el riesgo de caries y periodontitis. Los dientes que no se alinean bien al cerrar la boca —algo llamado maloclusión— pueden causar problemas a la hora de masticar y tragar. Además, el mal alineameinto dental puede hacer que sea difícil pronunciar algunos sonidos.

    Aunque lo ideal es alinear los dientes en la niñez, cada vez más adultos están optando por el tratamiento ortodóntico obteniendo resultados excelentes.

    Si estás pensando en someterte a un tratamiento ortodóntico para corregir problemas cosméticos o de mordida o incluso para remediar las consecuencias de una pérdida dental, ten esto en mente:

    – Los huesos de los adultos han dejado de crecer, por lo que algunos cambios estructurales no son posibles sin cirugía.
    – El proceso lleva algo más de tiempo que en el caso de niños y adolescentes. Aunque el tratamiento necesario para enderezar los dientes varía entre paceintes, el tratamiento suele durar unos dos años.
    – Si vas a recurrir a un tratamiento ortodóntico, quizás necesites ver a un periodontista además de a tu odontólogo y ortodoncista para asegurarte de que el tratamiento se complique por la pérdida de hueso provocada por la periodontitis.

    ¿Por qué utilizar la ortodoncia en adultos?

    A menudo pensamos que ya hemos llegado tarde para someternos a un tratamiento de este tipo, pero nunca es tarde para tener una dentadura sana y bien colocada.

    Es por esto que muchos adultos tienen los dientes mal alineados, con problemas de maloclusión dental. Este problema se puede corregir con distintos aparatos dentales como los brackets, aunque en ocasiones hay que recurrir a la cirugía para poder modificarlos.

    Cómo funcionan los brackets

    La ortodoncia funciona aplicando presión al diente, cambiando su posición de manera gradual. El ortodoncista lo consigue con la ayuda de unos dispositivos mecánicos que se adhieren al diente para empujarlos de manera suave hacia la dirección deseada.

    Cuando se aplica esta presión al diente, la raíz del mismo presiona contra el hueso alveolar que lo sujeta. Esto causa que una pequeña porción de la raíz se disuelva, permitiendo que el diente se mueve en la dirección hacia la que se empuja. Al moverse, se crea nuevo hueso en el espacio vacío en el otro lado del diente, lo que previene que se vuelva a mover a su posición original.

    El aparato ortodóntico más común son los brackets. Son muy versátiles, permiten mover varios dientes a la vez y en varias direcciones simultáneas. Se basan en pequeños dispositivos adheridos a la superficie del diente. Unos alambres de arcada se utilizan para dirigir la fuerza aplicadas a los dientes. A veces, para aumentar la fuerza direccional del alambre, se añaden elásticos.

    Por lo general, basta con dos horas para aplicar los brackets

    Mejoras en los aparatos de ortodoncia — pros y contras.

    Los aparatos de hoy son más confortables y menos obtrusivos que aquellos del pasado. Son más pequeños y utilizan menos brackets. Los alambres son menos visibles y más efectivos que los que se usaban con anterioridad. Al ser efectivos y económicos, los brackets de acero inoxidable se siguen usando, aunque también los hay de oro.

    Otros pacientes van a por opciones menos visibles, como cerámicas de color del diente o brackets de plástico transparente. Aun así, éstos tienen algunas limitaciones: los brackets cerámicos pueden romperse y quizás no sean tan cómodos como los de metal. Además, al ser más fuertes que el esmalte dental pueden desgastarlo.

    Los brackets plásticos no son tan fuertes como los de acero inoxidable y pueden mancharse con el paso del tiempo. Los aparatos plásticos y cerámicos a veces pueden crear más fricción entre alambre y brackets, por lo que los dientes no se mueven con tanta “facilidad”, lo que significa que el tratamiento tardará más.

    Deja un comentario

    Otros artículos

    periodoncia
    Periodoncia

    ¿Qué es una periodoncia y cuándo se recomienda?

    Seguro que alguna vez has oído hablar de los tratamientos de implantología dental u ortodoncia ¿pero te suena el término periodoncia? Muchos lo desconocen y esto es un grave error ya que se trata de una especialidad médica que tiene vital importancia. En este artículo te informaremos sobre ello para que no siga siendo para ti algo desconocido.

    ventajas-implantolgia-dental
    Implantes dentales

    Descubre todas las ventajas de la implantología dental

    Existen gran variedad de tratamientos que mejoran enormemente nuestra salud bucodental, entre ellos se encuentra la implantología dental. Muchos se han sometido a este procedimiento con la intención de mejorar la funcionalidad y estética de su boca. Te hablamos más de este proceso implantológico y de todos sus beneficios.

    Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
    Privacidad