¿Por qué es tan importante salvar un diente?

¿Por qué es tan importante salvar un diente?
Contenidos
    Add a header to begin generating the table of contents

    No hay nada que tenga el aspecto, la sensación o la funcionalidad de un diente natural. Una higiene bucodental apropiada —acompañada por visitas al dentista— puede ayudarte a mantener tus dientes sanos durante toda la vida.

    Sin embargo, es posible que alguno de tus dientes sufra infección o algún tipo de enfermedad y necesite cuidado adicional. Quizás pienses “¿por qué no sacarme el diente?”, especialmente los más difíciles de ver a primera vista, pero tú serás consciente de que te falta esa pieza, y puedes estar seguro de que tu calida de vida sufrirá.

    No te saques un diente porque creas que es más fácil o más barato. La falta de una pieza dental puede causar que el resto de dientes se muevan, además de afectar a tu habilidad de masticar y sonreír. La extracción dental suele ser más dolorosa que la misma infección, y cambiar un diente extraído por uno articial requiere de visitas adicionales que irán sumando en coste.

    La endodoncia moderna ofrece enormes avances en tecnologías, procedimientos y materiales, dándote opciones de tratamiento nunca vistas antes para poder salvar tus dientes naturales.

    Algunos consejos para salvar tus dientes naturales

    Los endodoncistas son especialistas en salvar tus dientes, evaluando tu condición y ofreciéndote el mejor tratamiento para ayudarte a conservar tu dentadura para toda la vida.

    Elige la endodoncia

    Si te dan a elegir entre extracción dental o una endodoncia, elige siempre la endodoncia. Ningún tipo de implante, prótesis o puente funcionará igual de bien que un diente natural.

    Actúa de inmediato

    Cuando notes hinchazón o dolor, actúa. La mayoría de endodoncistas pueden ocuparse de casos de emergencia.

    Los tratamientos endodónticos son prácticamente indoloros y el periodo postoperatorio es menos incómodo que si te extraes un diente. Gracias a las técnicas modernas y la anestesia ¡los pacientes que se someten a endodoncias sufren menos dolor que con una extracción!

    ¿Cómo salva tu diente la endodoncia?

    Los dientes requieren la endodoncia cuando la pulpa (el interior del diente) se infecta o inflama a causa de caries o una fisura en el diente. Si esta infección se deja sin tratar, puede causar dolor o incluso llevar a un absceso.

    Cuando te sometes a una endodoncia, se quita la pulpa infectada para limpiar y desinfectar cuidadosamente, para luego rellenar el hueco resultante con un sellador. Tras este sellado, se restaura el diente y podrá seguir funcionando como siempre.

    Los tratamientos endodónticos te ayudarán a mantener tu sonrisa natural, ayudándote a comer como siempre y limitando la necesidad de trabajo dental en el futuro. Con el cuidado adecuado, la mayoría de dientes endodonciados durarán para toda la vida.

    Deja un comentario

    Otros artículos

    periodoncia
    Periodoncia

    ¿Qué es una periodoncia y cuándo se recomienda?

    Seguro que alguna vez has oído hablar de los tratamientos de implantología dental u ortodoncia ¿pero te suena el término periodoncia? Muchos lo desconocen y esto es un grave error ya que se trata de una especialidad médica que tiene vital importancia. En este artículo te informaremos sobre ello para que no siga siendo para ti algo desconocido.

    ventajas-implantolgia-dental
    Implantes dentales

    Descubre todas las ventajas de la implantología dental

    Existen gran variedad de tratamientos que mejoran enormemente nuestra salud bucodental, entre ellos se encuentra la implantología dental. Muchos se han sometido a este procedimiento con la intención de mejorar la funcionalidad y estética de su boca. Te hablamos más de este proceso implantológico y de todos sus beneficios.

    Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
    Privacidad